domingo, 13 de junio de 2010

¿Es usted un Ni-Ni?

¿Quiere saber si usted entra dentro de esa subcategoría recién inventada en la historia política venezolana, odiada y a la vez bien cuidada por los dirigentes? Le ofrezco entonces esta guía práctica para que descubra de qué lado de la política está.

Lea bien cada una de las siguientes oraciones y marque la opción que mejor le describa:

- Si usted está decepcionado de la opción política a la cual era seguidor, pero la otra parte no lo convence. Usted no es un Ni-Ni. Es un despechado.
- Si usted en el fondo, tiene una posición política que esconde. Tranquilícese. Usted no es un Ni-Ni. Es miedoso.
- Si le molesta el gobierno, pero no es capaz de ir a una marcha, de cacerolear o de levantarse a votar. Usted no es Ni-Ni. Es flojo.
- Si el día de cualquier elección usted tiene programado un viaje a la playa, una parrilla o una boda. Usted no es Ni-Ni. Es irresponsable.
- Si a usted le parece que ningún candidato, sea del bando que sea, sirve para dirigir el destino de ese país. Usted no es Ni-Ni. Es evangélico, siga esperando a Cristo.
- Si a usted le parece que los gobiernos de la cuarta república todavía tienen la culpa de lo que está pasando. Usted no es Ni-Ni. Es un traumatizado.
- Si usted cree que HCF es el único presidente que ha tenido Venezuela. Usted no es Ni-Ni (ni chavista). Es muy joven aún.
- Si a usted le parece que hacer pública su posición política le hará merecedor de persecuciones, retaliaciones, privaciones. Usted no es Ni-Ni. Es un paranóico.
- Si teme que por manifestar públicamente, ante familia, amigos y conocidos, que le gusta determinada corriente política será rechazado o marginado. Usted no es Ni-Ni. Es gay. Atrévase.
- Si la sola idea de comentar en su casa que simpatiza por una corriente política le aterroriza por lo que pueda pensar su mamá, papá o abuela. No es Ni-Ni. Sufre de complejo de Edipo o Electra. Trátese.


Si no se identifica con ninguna de las anteriores sentencias, usted forma parte de la minoría de este país que está claro que en la política hay que participar y votar. Busque al que no y convénzalo de que vote. Habrá hecho patria.

Si cree que hay alguna de estas que le identifica, déjese de pendejadas. Vaya a votar y deje de soñar con un mundo ideal. La realidad está ahí. Aquí y ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario